Microblogging

Un microblog es un espacio o servicio web que permite publicar contenido breve de forma sencilla y que soporta conexión con otros servicios de publicación y redes sociales. Los más conocidos son Twitter, Tumblr, Posterous y más recientemente Google+.

Es una nueva forma de comunicación en la que los usuarios pueden describir su estado actual y pequeñas entradas de texto enviadas instantaneamente a través de la web, los teléfonos u otros dispositivos con conexión a internet (Java et al, 2007).

Pueden ser considerados como un servicio a medio camino entre los blog y la mensajería instantánea e incluso tienen características que los hacen funcionar como una red social. La cada vez más implantada conexión a internet móvil, ha popularizado enormemente este tipo de servicios, fomentando la inmediatez de la comunicación y la configuración de información personalizada por parte de los usuarios.

Existe una discusión relacionada con la consideración de Twitter como un servicio de microblogging (O'Reilly & Milstein, 2010), debido a su limitación a entradas de un máximo de 140 caracteres. En cualquier caso, los recientes rediseños de su interfaz y las herramientas adicionales que permiten la publicación de entradas más largas y contenido multimedia lo han acercado más si cabe a un servicio completo de estas características.

Twitter se ha convertido en la herramienta más popular con un crecimiento exponencial desde su lanzamiento en octubre de 2006. La gente que usa esta herramienta no sólo habla de sus actividades diarias, sino que la usa para buscar y compartir información, convirtiéndose en un medio de comunicación e informativo totalmente personalizable y de carácter instantáneo.




Palabras como Hashtag o Trending Topic, son ya comunes en el vocabulario cotidiano, con gran protagonismo en los medios de comunicación y la vida social de muchas personas.
El término hashtag es un acrónimo inglés formado por las palabras hash (almohadilla) y tag (etiqueta), que consiste en una cadena de caracteres formada por una o varias palabras concatenadas y precedidas por el símbolo #. Ese hashtag se suele añadir al final de los mensajes para indicar que se refiere a un tema determinado sobre el que el usuario/a realiza su aportación u expresa su opinión. No distinguen entre mayúsculas y minúsculas, pero a menudo se emplea la técnica CamelCase para mejorar la legibilidad.
Por ejemplo, el mensaje “Los recortes educativos son intolerables. #NoALosRecortes” posibilita que un usuario/a pueda buscar la cadena #NoALosRecortes y este mensaje aparezca en los resultados de la búsqueda junto con otros mensajes con el mismo hashtag.

Los hashtag que contienen muchas aportaciones y se hacen famosos en la red se denominan Trending Topics o temas del momento, y aparecen en la página de inicio de Twitter y en otras páginas web o incluso otros medios de comunicación como la prensa, la radio y la televisión. En ocasiones, un hashtag pasa a convertirse en un fenómeno de Internet a pequeña escala mediante un proceso que consiste en su creación a partir de un tema emergente, su posterior popularización a lo largo de los días y por último su desaparición.


El microblogging es actualmente una de las herramientas 2.0 más usadas, que mediante mensajes de 140 caracteres, permite comunicación instantánea, organización de la información por categorías y la personalización de las fuentes de información. El crecimiento exponencial de este tipo de herramientas y servicios, en especial Twitter, ha hecho que se potencie su uso a nivel educativo para hacer uso de sus múltiples funcionalidades y captar la atención del alumnado tanto dentro como fuera de clase.

Respecto a ésas potencialidades educativas destaca la opinión de Díaz (2010) que afirma que es un buen canal de comunicación, casi instantáneo y en consecuencia sus aplicaciones para el aprendizaje se asocian a su potencial como medio de diálogo diferido.

Las posibilidades de esta herramienta, a medio camino entre las redes sociales y el blog, son muy extensas. Algunos expertos (Barseghian, 2011) han dado unas pautas y características para su uso como apoyo a la actividad educativa, las cuales han sido resumidas, fusionadas o reescritas, obteniendo el siguiente listado:
  • Obtención de información instantánea, pudiendo llevar a cabo encuentros virtuales con preguntas de los/as estudiantes y respuestas de profesionales del sector estudiado. Los estudiantes pueden no solo seguir a esos expertos/as, sino que tiene la posibilidad de responderles, preguntarles e incluso entablar un discusión abierta donde pueden participar más personas.
  • El uso de hashtags para seguir palabras, temas o tendencias, abriendo una gran ventana para saber qué se está hablando sobre un tema específico o cuáles son las discusiones más importantes del momento. A su vez pueden servir de elemento recopilatorio de información relacionada con una asignatura o tema de estudio.
  • Realización de preguntas y debates, mediante los que los docentes comprueban los conocimientos y opiniones del alumnado. Esta actividad puede ser considerada como la versión online de levantar la mano en clase. Todas las respuestas se pueden revisar a través de los hashtags específicos usados.
  • Publicación de anuncios y notificaciones, que recuerden las tareas, la fecha de un examen, la dirección de un contenido adicional y cualquier mensaje que sea susceptible de conocimiento por parte de los estudiantes. Un ejemplo es realizar un resumen de lo estudiado en la clase más reciente, lo que sirve como elemento recordatorio o de inicio de discusiones constructivas al respecto.
  • Información para padres y madres, ya que los docentes pueden informarles sobre qué están haciendo y qué temas están comentando sus hijos/as. 
  • Seguimiento de noticias, animando al alumnado a hacer seguimiento de diferentes fuentes de información con el objetivo de comentarlas en clase o la realización de un trabajo. 
  • Comunicación con otras clases o escuelas, interactuando con docentes y estudiantes afines, lo que fomenta el intercambio de información, el trabajo colaborativo y el descubrimiento de nuevas realidades educativas y sociales.

De Haro (2011) afirma que el microblogging presenta el problema de la falta de elementos de interacción social y de mecanismos para desarrollar una identidad propia en el interior de la red. Esto es especialmente importante con los niños y adolescentes a los cuales les gusta compartir fotos, vídeos y todo tipo de eventos y actividades que se comentan unos a otros. También les gusta el poder personalizar la página de su perfil para exponer ante los demás su propia forma de ser. Su conclusión es que éste es el motivo principal por el que este tipo de redes no tienen éxito entre los más jóvenes y, sin embargo, sí entre los adultos.

El autor recopila una serie de redes de microblogging creadas especialmente para la educación. Son sistemas que permiten mantener la privacidad de los niños, ya que las redes son totalmente invisibles desde el exterior. Además, el registro de los niños en la red se realiza a través de un código que les proporciona el profesor y no necesitan correo electrónico para registrarse ni dar datos personales relevantes. El más significativo es Edmodo que dispone de herramientas pensadas especialmente para la educación como la asignación de tareas, la calificación de trabajos o un calendario de entrega de trabajos. Además, dispone de servicios de alerta por Twitter o por teléfono móvil. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada